Continuando con nuestra serie de fichas sobre caballos, hoy vamos a hablar de una de las más antiguas del mundo: la Akhal-Teké. El origen de estos bellísimos caballos nos recuerda a un cuento de las mil y una noches ya que se cuenta que se comenzaron a criar en un Oasis del desierto Karakum, en el corazón de Turkmenistán.

Peso y tamañoPromedio de vidaRelación con los niños
 450 kg.
Altura a la cruz: hembras: media de 1,57 m. Machos: media de 1,58..    
20 años Muy buena.
Relación con otros caballosNecesidades de mantenimientoCaracterísticas principales
Buena. Alimentación equilibrada.
   Ejercicio físico diario.
   Atención y cariño.
 
Resistente, inteligente, cariñoso..
Número de críasEnfermedades comunes
Una. Gripe Equina, Rabia, Encefalomielitis Equina, Paperas.

Akhal Teke

Descripción 

Uno de los rasgos físicos que más nos llaman la atención de este fuerte y noble ejemplar es el brillo de sus enormes ojos en forma de almendra que, además presentan los que los expertos denominan "ojo encapuchado" (el párpado superior cubre parte del ojo).
Veamos otras características físicas de esta antigua raza:
Para empezar, enmarcamos a este equino dentro del grupo de caballos de sangre caliente, ya sabes: aquellos que se suelen dedicar a las exposiciones, las exhibiciones, los concursos equinos y las carreras. El aspecto general del Akhal es de animal largo, fino y esbelto. Su cuerpo es alargado, con un pecho profundo y ovalado, pero ligeramente más estrecho que el de otras razas "de silla". Su espalda es larga, con una estructura ósea muy marcada y un vientre muy fino, dos de las características principales que le aportan la esbeltez tan valorada en las exhibiciones y concursos.
 
El cuello del Akhal es largo y sostiene una cabeza de rasgos pronunciados y afilados, con amplias y elegantes mejillas y una pequeña boca de labios finos que nos pueden recordar a los de un galgo. Las extremidades de esta raza son, como el cuerpo, largas, finas, con una musculatura bien marcada y terminada en unos cascos relativamente pequeños respecto a su altura.
El color del fino pelaje del Akhal suele ser el castaño o el bayo, pero también encontramos ejemplares de color crema, negro, tordo, palomino…

Akhalteke crema

Carácter:
Según los expertos, el origen de la cría de esta raza ha marcado su carácter actual ya que eran criados por los turkmenos como si fueran mascotas de la familia: alimentados a mano, cepillados a diario, mimados… Esta atención especial, este trato tan familiar forjó un equino amable, cariñoso y, también, más inteligente que otras razas similares. Es un caballo que estrecha lazos fácilmente con los seres humanos, un rasgo que le permite ser la mascota perfecta de todos los miembros de la familia.  

Cuidados

El carácter fiel y amoroso del Akhal exige una contraprestación humana: necesita sentirse parte de su familia humana, que le presten atención. Es un animal que valora las caricias casi tanto como una jugosa manzana. De esta forma, si tu caballo es un Akhal-Teké, deberás incluir en el mantenimiento diario de cepillado, alimentación y paseo, una tarea más: mimarle.
El resto de cuidados básicos de esta preciosa raza son los generales a todos los caballos de sangre caliente: ejercicio diario, alimentación equilibrada, higiene de su cuerpo y su entorno, etc.

 

Akhal Teke Stallion  Gerald (2835598637)

Enfermedades

A pesar de su esbeltez, el Akhal Teké es una raza equina fuerte y saludable. Las afecciones que puede padecer son las comunes al resto de caballos como, por ejemplo, la gripe equina, la rabia, la encefalomielitis equina, las paperas y el tétano. En el blog de Mascotea también puedes leer un artículo especial sobre las enfermedades y las vacunas necesarias para los caballos.

Historia

El origen real del elegante Akhal Teké está tan lejos en el tiempo que es difícil determinar un año exacto en el que surgió como ejemplar. Pensad que se dice que Alejandro el Grande ya montaba uno en sus batallas… De todas formas, los expertos sugieren su origen como raza en Asia Central, en un desierto de Turkmenistán de donde tomaría su nombre.
Hoy por hoy este bellísimo ejemplar es bien conocido, amado y valorado por las escuelas y los concursos de equitación del mundo entero.




  Sobre el autor

Marta Barrero

“Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena” es una de las máximas de Marta Barrero, nuestra redactora especializada en formación, comunicación y publicidad.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos