“Si es que le falta hablar”. Es la frase que repetimos una y otra vez los afortunados que convivimos con un gato. La expresividad de los ojos, la inteligencia que demuestran, ¡o sus travesuras tan bien ideadas! Nos hace llegar a pensar que en cualquier momento va a abrir la boca y a decirnos algo. Pero la verdad es que, a su manera, ya lo hacen, tan solo necesitamos traducirlos.

La cola del gato

significados-de-la-posicion-de-la-cola-en-los-gatos

Una de las mejores presentaciones que nos puede ofrecer un gato lo hace a través de su cola. Toda una serie de estados de ánimo pueden descubrirse dependiendo de cómo la coloque o mueva.

En algunos casos depende simplemente de la posición. Por ejemplo, si nos encontramos ante un gato con la cola baja y erizada, nos está diciendo que está asustado. En cambio, la cola erizada pero en alto, quiere decir: “¡estoy muy enfadado, mejor no te acerques!” Y la verdad, será mejor hacerle caso.

Los gatos, a diferencia de los perros, no suelen mover la cola para demostrar cariño o alegría. Cuando quieren demostrar afecto permanecen con el rabo en alto, muchas veces con una ligera curvatura. En cambio, el que la cola ande de un lado a otro la mayoría de las veces suele significar que estánervioso.

¡Te guiño un ojo!

Los ojos de los gatos también transmiten mucho de lo que nos quieren decir. Sus pupilas, por ejemplo, no solo acomodan la visión a la luz. Unas pupilas dilatadas significan excitación o miedo. Muy finas, puede significar que esté algo enojado o muy concentrado.

Los gatos, a diferencia de los humanos, no utilizan un contacto visual directo para comunicarse, y mucho menos para demostrar afecto. La mayoría de los gatos considera una mirada fija como un reto, una provocación que les resulta amenazante y que les suele disgustar. ¡Incluso darnos un pequeño susto para decir “no cruces esa línea, amigo”!

Quizá uno de los grandes desconocidos sea ese parpadeo que nuestros amigos felinos nos brindan de vez en cuando. No surge realmente de la necesidad de humedecer el ojo, sino que para ellos un guiño lento es una muestra total de cariño. Por decirlo de alguna manera, es la sonrisa del gato.

En el mundo felino, cerrar los ojos estando en compañía de otro animal o persona es un signo de confianza. Demuestra que es consciente de su presencia y que le reconoce dentro de su grupo de manera afectiva.

Mis orejas también se comunican

el-lenguaje-de-los-gatos

Y es que no solo sirven para escuchar cada sonido que se produzca a varios metros a la redonda, sino que las orejas de un gato también nos transmiten muchos mensajes.

  • Orejas estiradas hacia arriba: quiere decir que permanece alerta y curioso. Muchos gatos conservan esa postura incluso cuando duermen, dándonos a entender que están pendientes de todo lo que pasa a su alrededor.
  • Hacia arriba, pero relajadas y moviéndose de vez en cuando hacia los lados: nuestro amigo felino se siente a gusto, relajado, “es un buen momento para que me acaricies” parece decirnos.
  • Planas y hacia abajo: suele ser un síntoma de miedo, y va acompañado de unas pupilas dilatadas y la cola recogida.
  • Vueltas hacia atrás y en tensión: un signo más que nos demuestra el enfado del gato, mejor dejarle tranquilo un rato.

Su manera de hablar: maullidos y otros sonidos

Los gatos también “hablan” propiamente dicho, pero a su modo. El maullido que los gatos nos ofrecen en casa es una adaptación que ellos han hecho para comunicarse con nosotros, ya que dentro de las comunidades felinas tan solo suelen utilizarlo cuando son pequeños o en momentos puntuales. Es importante conocer algunos, como por ejemplo:

  • Ronroneo: es un signo de comodidad y satisfacción. ¿Sabías que el ronroneo de un gato posee propiedades terapéuticas beneficiosas para el ser humano? Es un “anti-estrés” natural.
  • Maullido chillón o animado: indica amistad.

    d1ad726814ee7623f42e38a794f92c2b

  • Gruñido o silbido: está muy enfadado, necesita tomarse su tiempo.
  • Maullido gutural: suele producirse en un tono muy fuerte en gatas en celo y en un tono más amenazador en machos no esterilizados que se sienten en peligro.

Los gatos tienen mil maneras de comunicarse con nosotros, aunque eso sí, cada gato es único y diferente, por lo que cada uno conoceremos a nuestro gato mejor que nadie. Tan solo estando un poco atentos nos daremos cuenta de que son unos “grandes conversadores”.

28e34231938688639cff0fcf45637d78

¿Quieres saber más sobre los gestos de tu gato?

Existen cantidad de libros que puedes consultar y tener a mano para conseguir entender todo el lenguaje no verbal de tu mascota. ¡Anímate a entenderles como nadie!



  Sobre el autor

Carol Rincón

Periodista, diseñadora gráfica y gatuna hasta la médula, entre otros vicios.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos