terapia-asistida-por-animales

La Terapia Asistida por Animales (TAA) es una intervención dirigida hacia una meta específica en la cual, un animal que reúne unas ciertas carácterísticas, forma parte integral de un proceso de tratamiento. Si se realiza una sesión menos organizada y sin una meta concreta, se trata de Actividades Asistidas por Animales (AAA). Pero definiciones aparte, cuando hablas con los profesionales del tema, la mayoría te comentan que este mundo es mucho más que eso. Significa trabajar con otros seres, a los que no nos une un lenguaje común, para ayudar a personas de todas las edades a superar cualquier tipo de obstáculo, que en un momento dado, se puedan encontrar en su camino. Eso sin mencionar, lo que aprenden cada día trabajando con ellos. Desde el punto de vista profesional, tienen que aprender a comunicarse con los animales con los que trabajan de forma casi telepática. Ellos son lo más importante del tándem y tienen que saber, primero, si están en condiciones físicas y psicológicas para realizar el trabajo con éxito y sin que éste afecte a su bienestar, luego, prever sus reacciones antes de que las expresen y sobretodo, aunque no siempre fácil, dejar que ellos sean los “directores” de la sesión de terapia, el profesional es tan solo un guía.

terapia-asistida-por-animales

Parece sorprendente observar las reacciones de los animales ante los distintos clientes. Unas veces ofrecen lo que la persona necesita en ese momento, bien sea cariño, bien una llamada de atención, sin embargo otras, se limitan a reflejar lo que la persona en cuestión siente, traduciendo a la perfección lo que el cliente no sabe expresar con palabras. Al escuchar los testimonios, tanto de profesionales como de clientes no puedo dejar de preguntarme cómo es posible que ellos vean a través de las capas que todos nos hemos ido echando encima con el paso de los años y dónde, dentro de nuestro propio proceso evolutivo, nos separamos tanto de nuestros instintos que perdimos esa capacidad nosotros mismos. Quizás una teoría podría ser que el lenguaje, que nos ha facilitado tanto las cosas en muchos sentidos, también nos ha hecho perezosos y hemos relegado toda nuestra capacidad a éste sin acordarnos de alimentar el lenguaje más real e instintivo, el lenguaje no verbal.

Lo más normal en este tipo de terapias, es trabajar con mascotas, como perros y gatos, caballos y animales de granja. También hay quien trabaja con delfines, aunque algunos profesionales tienen sus reservas sobre trabajar con animales salvajes, así como muchos ecologistas. Quizás podremos tratar este tema en artículos posteriores, de momento, nos centraremos en los primeros.

terapia-asistida-por-animales

Parece claro, que la elección del animal dependerá de dónde se vaya a realizar la sesión de terapia y de las necesidades que el cliente tenga. En este sentido en España, vamos con un poco de retraso, pues todavía está prohibido el acceso a mascotas en muchas instituciones donde esta actividad es un éxito. Desde hospitales hasta centros penitenciarios pasando por residencias de ancianos pueden ser los mayores beneficiados de este tipo de terapias y actividades. Está demostrado que en los hospitales y residencias donde acuden regularmente animales, la toma de fármacos disminuye considerablemente, los pacientes se muestran de mejor humor y la salud general mejora. Hoy en día en España, ya hay algunas asociaciones en varias comunidades autónomas, que acuden a este tipo de centros para realizar esta actividad. En estos casos se suele trabajar con perros y a veces, también con gatos.

En los casos en los que el cliente acude a terapia o aprendizaje y puede desplazarse, resulta más fácil elegir el animal según las necesidades del momento, aunque generalmente los profesionales se especializan en trabajar con especies concretas.

Es muy importante que los animales escogidos posean unas carácterísticas determinadas, no todos son adecuados para este tipo de práctica.

6c922fa28eb41d9007b9f92dd82c6e2b

Un perro puede ser muy simpático pero si cada vez que ve a alguien salta encima de la persona, aunque sea de alegría, no resulta muy adecuado. En el caso de la Terapia Asistida por perros, es común que tengan que responder a diferentes órdenes, como sentado, tumbado, dar la pata, etc., de esta forma el paciente también puede hacer ejercicio tanto físico como mental. Por el contrario, los caballos y los animales de granja, simplemente tienen que estar socializados y acostumbrados a estar entre humanos, por lo demás, se aprovecha su comportamiento para adaptarlo a la sesión en marcha, realizando preguntas guía que obliguen al cliente a hacer introspección y encontrar sus propias respuestas.Como habréis deducido, las TAA se pueden aplicar a numerosos campos. El de la salud; con efectos demostrados en salud cardiovascular, entre otros. El de la salud mental; ayudando a superar problemas de comportamiento, emocionales o sociales. El de la educación; tanto para formadores como alumnos. Y el del coaching y el desarrollo personal; donde se trabaja desde el trabajo en equipo hasta cómo superar un problema concreto, pasando por multitud de situaciones. Qué bonito cuando las especies del planeta se unen para crear en lugar de para destruir ¿no?



  Sobre el autor

Susana Salamanca

Comenzó a estudiar psicología y ya desde el principio supo que su camino estaba ligado a los animales. Junto a Eva del Olmo, coach y mediadora, nació el proyecto EQUIESSENS, coaching y mediación asistidos por caballos.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos