¿Eres de los que dicen de su mascota: ¡es que sólo le falta hablar!?

Pues no es necesario que consiga dominar la lengua de Cervantes para que os podáis entender a la perfección. Aquí en Mascotea te damos unas pistas para que sepas qué te quiere decir tu pequeño amigo peludo aunque no hable...

0cd6cea568368ff357bb87c84a2b7008

Cómo demuestra un conejo...

Alegría: un conejo vive feliz si está suelto por la casa, patio, etc. Si por alguna razón esto no es posible, debes saber que al menos necesita hacer ejercicio 4 horas al día. Una de las muestras que nos harán ver que está alegre son unos pequeños saltos que da sobre sí mismo mientras sacude su cabeza haciendo que sus orejas, si son grandes, se muevan si control. Además, si le acondicionas un pasillo o una alfombra sin objetos por medio, correrá, hará requiebros y saltará como un auténtico deportista de élite. Síntoma de que es un conejo feliz.

Miedo: se agachan y pegan la cabeza al suelo si no tienen cerca una guarida. Pero, lo más habitual es que corran a esconderse a la zona o zonas de la casa que hayan elegido como madriguera. Déjale tranquilo, se le pasará pronto y saldrá cuando esté calmado.

Estrés: si un conejo se ve amenazado por cualquier elemento externo suele demostrar su nerviosismo dando golpes secos en el suelo con sus patas traseras. También pueden soltar mucho pelode forma repentina. ¿Qué les puede producir estrés? Hay muchas causas, son animales muy susceptibles. Una de ellas es que les cambies la distribución de su casa, son muy fieles a sus costumbres y cualquier pequeño cambio les puede ofuscar. 

Celo: ¿cómo saber si tu conejo o coneja está oyendo esa llamada de la naturaleza? Los conejos alcanzan su madurez sexual a los tres meses y por su naturaleza su celo es casi permanente en el tiempo. Tu bien educado amigo es muy probable que comience a mear en modo aspersor y a hacer sus necesidades fuera de la bandeja para marcar su territorio. Intentará montar todo lo que se encuentre en su camino, incluido a ti, y puede ponerse agresivo e incluso morderte. Con la esterilizaciónesto acaba o disminuye considerablemente y tu conejo o coneja estará más relajado y feliz

Cariño y aceptación: puedes considerarte parte de su ¡manadaÓ si da varias vueltas sin parar alrededor de tus pies. Esto también lo hacen si están en celo. Podrás diferenciarlo si están esterilizados.

Enfado: si por cualquier razón se estresan o tienen miedo, se pueden enfadar. Si ves su cola levantada, el cuerpo en tensión y sus orejas levemente inclinadas hacia delante, déjale tranquilo. Y no le toques, porque para defenderse podría morderte. En ese momento puede no distinguir si eres tú o un depredador. Nerviosismo: notarás que está nervioso si ves que se va hacia una esquina de su caseta o que se esconde y aunque le llames no sale. Cálmale hablándole suave y acariciándole la cabeza y las orejas. 

Aburrimiento: muerden, escarban y raspan sin parar todo aquello que esté a su alcance. En otro artículo de Mascotea te hemos contamos cómo entretenerle. Divertirle es mucho más fácil de lo que parece. 

Relajación: Si se tumba todo lo largo que es, es que está totalmente relajado. No hay elemento externo que le haga tener ni un mínimo de tensión. No todos suelen durar mucho en este estado, pero les hace descansar como si hubieran disfrutado de muchas horas de sueño. ¿Notas que tiene los ojos abiertos pero sin fijar la mirada en nada? Está en un estado de semi relajación muy beneficioso para él. Sshh... no le molestes...



  Sobre el autor

Sara Rojo

Periodista y voluntaria en varias asociaciones de protección animal. Sueña con un mundo en el que el respeto hacia todos los animales sea una prioridad. Su pasión: los conejos y roedores.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos