cria-de-conejos

Los conejos son animales que se reproducen con mucha facilidad. Todo el año es época de reproducción para ellos y las camadas pueden ser de cuatro hasta ¡doce gazapos! Si la fecundación ha sido idea tuya tienes que ser responsable y asegurarte previamente de encontrar una casa donde les quieran y reúnan las condiciones para cada uno de todos estos pequeños conejos. El período de gestación es de tan sólo un mes y nada más dar a luz, las conejas ya pueden quedarse embarazadas de nuevo.

Una coneja está preparada físicamente para reproducirse a los 4 meses de edad y el conejo a los 5 meses, aproximadamente.

La ovulación en ellas es muy diferente a la de otros animales. Es inducida en la cópula, es decir, producen los óvulos en el momento de la monta.

¿Cómo saber si una coneja está embarazada?

Es difícil notarlo. A primera vista es prácticamente imposible. Los embriones son muy pequeños y hay que palparla con mucho cuidado para averiguarlo. Los veterinarios pasan la palma de la mano abierta, de arriba a bajo, buscando unos pequeños bultos, que con toda probabilidad serán futuros conejos.

Síntomas que nos indican que una coneja está embarazada

  • Su comportamiento es más arisco.
  • Bebe mucho agua.
  •  Las mamas se le hinchan.
  • Se arranca pelo de la barriga, dejándose calvas, porque está preparando el nido para sus bebés.

¿Cómo cuidarla durante el embarazo?

A los conejos les gusta su rutina. No es necesario ningún cambio en su alimentación o hábitos diarios. Trátala como si nada nuevo estuviera ocurriendo para evitar ponerle nerviosa.

¿Cómo preparar el nido?

pequenos-mamiferos

Pues seguramente no tengas que hacer nada, porque la madre se encargará de elegir el sitio que más le guste y el material con que fabricarlo. Es probable que te desaparezcan calcetines, papel o cualquier otro tipo de objetos que ella decida que le sirven. Déjale hacer e incluso facilítaselo.

Si quieres, también puedes probar a comprarle un nido prefabricado para echarle una mano, aunque no es seguro que lo acepte. Los venden en tiendas especializadas.

¿Cómo actuar durante el parto?

A los treinta días de la monta nuestra coneja dará a luz. Lo más importante es no estresarla. Ella sabe lo que tiene que hacer. Y seguramente de a luz por la noche cuando todo está más tranquilo. Sólo tendremos que intervenir si vemos que algo no va bien, y en ese caso, lo más recomendable es avisar a un veterinario especialista en exóticos. Todos los gazapos que hayan nacido vivos deben estar en el nido, si hay alguno fuera, colócalo con todos los demás. Si alguno ha nacido muerto, retíralo despacio. Se recomienda frotarse las manos con heno cuando vayas a acercarte a ellos y que tus movimientos sean lentos y suaves. La coneja estará más tranquila.

Canibalismo

Los conejos, por naturaleza, son animales con un sin fin de depredadores. Si la coneja, por cualquier causa, se pone nerviosa, puede pensar que sus crías van a ser atacadas y decide ella actuar antes.

Alimentación de los gazapos

La leche materna es el único alimento que toman hasta el día 18 aproximadamente. Durante el período de lactancia le puedes dar a tu coneja algo más de pienso de lo habitual. La madre les dejará que mamen dos veces al día: una por la mañana y otra por la tarde-noche. Comprobarás que están siendo alimentados si no lloran y su piel está rosada y caliente. No te preocupes si la madre no se acerca a ellos durante el resto del día. Es un comportamiento perfectamente normal.

Después del decimoctavo día se les introduce heno y pienso especial para gazapos. Pero nunca verdura. Ésta podrán empezar a comerla a partir del tercer o cuarto mes.

Una vez cumplan cinco semanas de vida, se produce el destete. Será, con toda probabilidad, la madre la que decida cuando están lo suficientemente preparados para comer sólo heno y pienso.

¿Qué hacer si se quedan huérfanos?

Ante un momento tan difícil como este, no pierdas la calma. Ahora está en tus manos la vida de estos pequeños conejos. Procura que no se salgan del nido fabricado por la madre, necesitan el calor que les proporciona. No hace falta que les pongas nada que les cubra para proporcionarles más calor; la madre nunca se pone encima de ellos como hacen otros mamíferos. Con una jeringa dales leche especial para gato. Cógeles despacio y con mucho cuidado. Aún así, la probabilidad de que sobrevivan es muy pequeña. No te culpes si esto pasa.

Embarazo psicológico

Se comporta igual que si estuviera embarazada: se arranca el pelo, comienza a hacer el nido, etc. Es recomendable no actuar hasta que se le pase. Si la esterilizamos, esto no le sucederá

Pequeños mamíferos



  Sobre el autor

Sara Rojo

Periodista y voluntaria en varias asociaciones de protección animal. Sueña con un mundo en el que el respeto hacia todos los animales sea una prioridad. Su pasión: los conejos y roedores.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos