De enormes dimensiones, el mastín español es una raza poderosa y noble, siempre vigilante como buen perro guardián y de gran inteligencia dentro de los perros llamados molosoides. Hoy hablamos del Mastín Español, Mastín Leonés o simplemente, el Mastín.

Peso y tamañoPromedio de vidaRelación con los niños
Gigante: 77-85 cm y entre 90-100 kg. (machos) // 72-85 cm y entre 60 - 80 kg. (hembras). 10-12 años Muy buena
Número de criasRelación con los perrosNecesidades de mantenimiento
5-10 crías por camada. Si tiene buena socialización, la relación será normal, y buena con los perros de su familia. Cepillado ocasional, necesidad de amplios espacios y ejercicio moderado sin forzar.
Características principalesEnfermedades comunesGrupo
Guardián y protector de rebaños. Displasia de cadera. Problemas oculares. Según FCI: Grupo 2 / Según AKC: Grupo 1.

mastin-espanol
Perfecto guardián y cuidador de rebaños

Descripción

Con una gran musculatura, un cuerpo compacto y una cabeza de grandes dimensiones con el hocico corto, este grandullón es un perro pachón estando en familia, independiente pero siempre guardián y muy cariñoso cuando se trata de interactuar con su círcuo más cercano.

El mastín español es un perro manso, y es gracias a su magnífico tamaño y sus características de robustez y gran fuerza, que tiene gran seguridad en sí mismo, pues le basta su potente ladrido grave, pero de gran intensidad, que puede oírse a través de largas distancias, para hacer ver a su enemigo que la mejor de las opciones es cambiar de rumbo.

mastin-espanol
Perro noble, siempre protegerá a los suyos

Como perro grande que es, gigante en sus dimensiones, sus movimientos son lentos aunque firmes, lo que no quiere decir que no encontremos mastines a la carrera persiguiendo un coche al otro lado de la valla de una finca o para ahuyentar a lobos o perros salvajes que merodean alrededor de su rebaño. Es un perro con una marcada disciplina para la guarda de ovejas, a las que proteje día y noche, especialmente por la noche cuando es más frecuente que los lobos o perros salvajes se acerquen.

Delimita muy bien sus límites del territorio y lo defenderá sin medias tintas.

Con las orejas gachas y un pelaje homogéneo en todo el cuerpo excepto la cola, donde lo tiene algo más largo, el mastín español no tiene reglamentado un color específico, y así podemos ver mastines de diversos colores, normalmente de uno o dos colores planos, pero se puede presentar atigrado o con mezcla de pelaje.

Por su gran tamaño, es imprescindible hacer una buena socialización desde cachorros, pues crecen con una rapidez impresionante aunque no lleguen a su madurez hasta los 4 años de edad. Si no se hace así, una vez que crezca será mucho más difícil hacernos con sus alrededor de 100 kg. de peso, y establecer las jerarquías, pues es una raza que atiende a las posiciones jerárquicas y es por ello que se necesitan cuidadores con carácter para establecer las relaciones desde que el perro llega a casa.

Cuidados

El mastín español es un perro que no necesita cuidados demasiado complejos. No obstante, hay algunas cosas fundamentales que tenemos que tener en cuenta si queremos compartir nuestra vida con un mastñin:

  • Es necesario un gran espacio para vivir. Dado su gran tamaño, el mastín necesita poder moverse libremente por varios cientos de metros, por lo que olvídate de esta raza si vives en un piso. Un buen jardín o una finca le permitirán desarrollarse a sus músculos y no atrofiarse.
  • El mastín necesita ejercicio moderado, aunque por su tranquilidad no es una raza hiperactiva precisamente... Si tenemos en cuenta que realiza la transhumancia con felicidad, podremos pensar en largas extensiones de terreno por las que guía y proteje a las ovejas.
  • ¿Has visto su tamaño? De nuevo... y lo repetimos porque es su tamaño también el que determina que debe tener siempre agua fresca a su disposición. Hazte con un gran recipiente de agua para que tu mastín no tenga que pasar dificultades por falta de agua.
  • Cepíllale de vez en cuando, principalmente en la muda de perlo. El mastín no "pedirá" muchos más cuidados que estos.
  • Comen mucho, y dependiendo de cada marca de pienso, así sserá su ración. Pero al verlo tan voluminoso hay que tener cuidado para no tender a engordarle más de la cuenta. ¡Cuidado con la obesidad!

cachorro-de-mastn-espanol
A las pocas semanas, nuestro cachorro de mastín ¡ya tendrá una talla considerable!

Enfermedades

La displasia de cadera es un problema habitual en perros grandes. A pesar de que los criadores profesionales se esfuerzan en eliminar los problemas de las razas camada tras camada, vigila que tu mastín se sienta correctamente, no tuerce las patas hacia un lado y no muestra dolor alguno, pues es una enfermedad extendida debido al gran tamaño y al veloz crecimiento de la raza

Por otro lado, los problemas oculares en el mastín español, aunque no son de gran importancia, pueden complicarse con el tiempo si no se las atiende. Así, hay que tener precaudión con el ectropion, que es una cuando hay una inversión del párpado hacia la superficie del globo ocular, y la irritación ocular que genera el entropion.

Historia

Su origen viene del Tíbet, del mastín tibetano, aunque los historiadores de esta raza no terminan de ponerse de acuerdo. En lo que sí coinciden es en que es una raza que lleva conviviendo con los humanos desde hace muchos, muchos siglos. De la época de los Íberos, se sabe que los romanos los utilizaban para sus fines y que desde sus orígenes se les ha estado usando como perros de ataque, por ejemplo en la conquista de América,  aunque su fama viene por ser un excelete perro guardián y protector del rebaño.

Los pastores necesitban un perro fuerte y valiente para vencer a los lobos, y por ello deshechaban a aquéllos débiles de carácter, tímidos o menos robustos. Buscaban animales que aguantaran el ritmo de la transhumancia, que no persiguieran o atacaran a los rebaños. Y poco a poco la raza fue perfilándose hasta lo que hoy conocemos.

En el s.XII la producción de la lana en España se desplomó, vendiéndose los rebaños fuera de la península, y con ellos a los siempre guardianes mastines, por lo que, también ayudado por la guerra civil, esta raza mermó considerablemente el número de individuos.

El primer reconocimiento de la raza llegó en 1946 por la FCI, aunque los estándares tiraron más por un perro ligero y no tan robusto. Posteriormente, en 1981, recuperan el estándar de la raza grande y poderosa.



  Sobre el autor

Miriam Sainz Sánchez

Apasionada de los animales, lleva muchos años conviviendo y aprendiendo de ellos. Adiestradora canina y amante de la naturaleza, es además una gran entusiasta de las palabras y los viajes. Siempre con mascotas.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos