Hace unos días publicábamos un artículo en nuestro blog sobre la tenencia de las tarántulas como mascotas, ¿recuerdas? Hoy nos gustaría hablar de otra mascota de las denominadas exóticas, esos animalitos diferentes de los perros, gatos, tortugas, canarios y compañía pero que también han encontrado un hueco en el corazón de cientos de mascoteros de todos los países. Hoy en el blog de Mascotea: "Mi mascota, una serpiente", una elección diferente y, sobre todo, muy respetable. 

 

Falsos mitos sobre las serpientes.

La reacción más común que sentimos la mayoría de los occidentales al pensar en una serpiente es la de rechazo. Quizá sea por ser el símbolo bíblico de la tentación, por la mala fama que le han dado miles de películas de Hollywood o por su aparente aspecto frío y viscoso; el caso es que estos animalitos no suelen gozar de una fama tan excelente como otras mascotas exóticas parecidas. ¿Quizá el problema sea el desconocimiento? Veamos de forma rápida algunos falsos mitos sobre las serpientes que nos pueden ayudar a apreciarlas un poco mejor:

  • Todas las serpientes son venenosas: una afirmación más falsa que un billete de 6 €. Es cierto que algunas serpientes inoculan veneno a sus presas mediante la mordida, pero son una minoría.
  • Su tacto es viscoso, muy desagradable. Otro tópico típico. Es cierto que algunas serpientes de agua tienen una película protectora sobre su piel que las hace protege en el medio acuático, pero muchas otras especies presentan una piel fina, suave y tan agradable al tacto como el cuero de la mejor calidad.
  • Son muy agresivas. Otro error que tenemos que corregir. En general, las serpientes solo se mostrarán agresivas con el ser humano si consideran que su actitud es amenazadora. La mayor parte de las serpientes son tímidas y solitarias. Prefieren la vida tranquila y apacible y no sienten ningún deseo de atacar a los seres humanos. 

La serpiente del maiz
La Serpiente de Maíz

¿Qué serpiente debo elegir?

Otra muy buena pregunta para la que la respuesta es "depende": depende de si viven niños en casa, del espacio que tengas para colocar su terrario, de si tienes o no experiencia previa en la tenencia de estos animales…
  Un buen profesional especializado en mascotas exóticas te aconsejará sobre la especie más adecuada para tu caso concreto, pero aquí van un par de sugerencias:

  • La Pitón Real: es una de las primeras especies de serpiente que se introdujeron en nuestros hogares como mascotas exóticas. Su tamaño es impresionante - unos 4 metros de largo-, pero como suele pasarse la vida enrollada, casi no se nota. A pesar de su apariencia, es un animalito dócil y tranquilo, muy aconsejable si no tienes experiencia propia como cuidador de serpientes.
  • La Serpiente de Maíz: es, quizá, la serpiente más comercializada en las tiendas de mascotas exóticas. Es bastante alargada - piensa que una serpiente de maíz bien cuidada puede llegar a medir hasta 1.80 cm de largo- pero su estructura delgada la hace parecer más pequeña de lo que es. Además de reptar, este animalito es muy ágil trepando, así que evitaremos sustos colocando una buena tapa de seguridad sobre su terrario. 

¿Por qué una serpiente?

Buena pregunta. ¿Por qué una persona decide adoptar una serpiente como animal de compañía? Las razones son varias y variadas, por ejemplo:

  • Poco tiempo libre: las serpientes no necesitan dar largos paseos o pasar tiempo con otros animales de su misma especie para ser feliz. Hay muchas personas que disponen de poco tiempo libre para cuidar a su mascota, pero que aman tan profundamente a los animales que necesitan compartir su vida con uno de ellos. En esos casos, elegir una serpiente puede ser una muy buena opción.
  • Alergia a otras mascotas: la contaminación, el estrés, el excesivo consumo de productos de higiene y la mala alimentación están causando que miles de personas sufran alergias al polvo, los ácaros y, también, al pelo de ciertos animales como perros o gatos. Para las personas que, por su estado de salud, no puedan compartir su hogar con un peludo hay una solución mascotera: elegir una serpiente como animal de compañía.
  • Escaso espacio en casa: las familias que viven en grandes entornos urbanos suelen tener un problema de espacio. Cocinas diminutas, terrazas como cajitas de cerillas o salones tipo "pin y pon" impiden que un animal esté cómodo y se mueva con tranquilidad. Tu serpiente solo ocupará el espacio que tú designes para ello, nunca (si no le dejas) invadirá tu cocina, salón o micro cuarto de baño.

Y ahora que la conoces mejor… ¿Te animarías a adoptar a una serpiente como mascota?

Pitón Real
La Pitón Real

Imagen: «Kornnatter». Disponible bajo la licencia Dominio público vía Wikimedia Commons.

«Python royal 35». Disponible bajo la licencia Copyrighted free use vía Wikimedia Commons.



  Sobre el autor

Marta Barrero

“Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena” es una de las máximas de Marta Barrero, nuestra redactora especializada en formación, comunicación y publicidad.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos