Mientras una gran parte de la sociedad lucha por el cierre de todos los circos mundiales que usan a diversos animales por mero interés económico y les condenan a una vida de esclavitud, maltrato y, en muchos casos, tortura; algunos otros se las apañan para usar “lo más rentable y alcanzable” para sacar un máximo rendimiento a un bajo coste.

Esto es lo que debería estar pensando el propietario de un circo italiano que no se le ocurrió mejor idea que hacerse con perros de raza chow chow para teñirles el pelo y hacerles pasar por osos panda. De esta manera ya tenía el negocio hecho para su exhibición.

Se trataba de dos perros en cuestión que eran presentados a los espectadores como cruces de osos panda con canes de la raza chow chow. Todo una farsa que conseguía, sorprendentemente, atraer a miles de visitas día a día.

ChowChowPanda
Los animales tenían el pelo teñido asemejando el color del pelaje blanco y negro característico de los osos panda.

Los Agentes del Núcleo de Investigación de Delitos contra Animales en Italia y el equipo de la Guardia Forectal de Brecia (al norte de Italia) tras abrir un proceso de investigación y comprobar los hechos, ha cerrado el circo. A su vez, el propietario fue detenido al ser acusado de maltrato animal y de estafa a los visitantes.

Así pues, los perros, un macho y una hembra, ni siquiera alcanzaban el año de edad. Con apenas 6 meses ya han sido objeto de la desidia del ser humano y actualmente se encuentra a la espera para ser trasladado a un lugar más seguro para ellos.

Al parecer, habían sido importados desde Hungría y, aunque los exámenes veterinarios han indicado que se encuentran bien de salud, lo cierto es que sí presentan un lagrimeo excesivo producto, posiblemente, del tinte que les aplicaba en los ojos para imitar las manchas de los osos panda, o quizá por el continúo chorreo de flashes a los que eran sometidos día a día por los visitantes.

Lo más triste de todo esto es, sin duda, que aún haya gente que no sea consciente del verdadero significado y concepto de los circos con animales. Que sigan atrayendo a un gran público que prefiere desconocer la realidad. Sin visitantes, el futuro de estos lugares sería absolutamente inviable. Os invito a reflexionar.



  Sobre el autor

Cristina de Dios

Licenciada en Periodismo por la URJC y especializada en Marketing y Comunicación por la UCM, es una apasionada de los animales, en especial de los perros, por quienes lucha diariamente para lograr una mayor concienciación sobre sus derechos y un mayor respeto hacia todas las especies.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos