No, no es que nos hayamos vuelto locos o visto demasiadas películas de ciencia ficción. Esta recientemente aparecida raza de gatos existe realmente, con unos rasgos muy peculiares que les ha llevado a esa denominación como &gatos lobo&. Pero tranquilos, no sufren ninguna transformación con la luna llena!

Lykoi, origen de los gatos lobo

La raza Lykoi adquiere su nombre de la palabra lobo en griego. Y realmente tienen motivos para llamarse así, ya que su apariencia con la cara con muy poco pelo y el resto del cuerpo con un pelaje algo extraño, nos recuerdan a los protagonistas de las películas de hombres lobo.

Pero... ¿de dónde viene la raza? Mucho se ha especulado sobre su origen. En un principio, y dado a su enorme parecido, se los relacionó con los gatos de raza Sphynx, los famosos gatos sin pelo. Se creía que los lykoi eran fruto de un cruce entre sphynx y alguna otra raza de gatos. Recientemente se ha demostrado que no es así, ya que al analizar su ADN se ha comprobado que no poseen el gen característico de la raza sphynx.

También se barajó la posibilidad de ser gatos enfermos, pero también se descartó con varios estudios. Es un gato que se comporta como cualquier otro. Lo que sí pudieron comprobar es que se trata de una mutación en la que el pelaje les crece de manera diferente a otras razas. Algunos folículos pilosos carecen de las características necesarias para crear el pelo, lo que conlleva a que la capa inferior de pelo no exista. De ahí su apariencia.

Lykoi, los gatos lobo

Características de los Lykoi

Pero a pesar de esa apariencia extraña, los lykoi son unos gatos de lo más normal en cuanto a su forma de ser. En ciertos rasgos se dice que son más parecidos a los perros, como que atienden más a su nombre, pero realmente esto no es algo demostrable. Como siempre decimos, ese tipo de rasgos dependen más de cada gato que de la raza en sí.

Estos llamativos gatos tienen una personalidad por lo general algo tímida al principio con los extraños, pero rápidamente se adaptan y resultan ser tremendamente juguetones y cariñosos. Los lykoi son gatos con mucha personalidad y también poseen un gran instinto cazador, lo que hace que sean muy curiosos con su entorno.

Pueden tener el pelo con diferentes tonalidades, dependiendo del cruce que se consiga. Normalmente mezclan pelaje blanco con otra tonalidad, siempre siendo cada pelo de un único color desde el capilar hasta la punta. Pero por lo general, se identifican más con la raza lykoi los de color negro, ya que el contraste entre el pelaje negro salpicado por algunos blancos y la piel es mayor, con lo que se ven más sus características tan peculiares.

Aunque podamos pensar que dadas sus características tienen algún tipo de cuidados especiales, realmente en ese punto también son gatos de lo más normal. Quizá, al igual que sus primos los Sphynx, sufran más el frío que los gatos con más pelaje, por lo que en ese punto son un poco más delicados.

A pesar de que ya hay muchos documentos que la presentan como una nueva raza, aún no esta dentro del catálogo. Se espera que para el 2016 ya se los reconozca como gatos de pura raza.



  Sobre el autor

Carol Rincón

Periodista, diseñadora gráfica y gatuna hasta la médula, entre otros vicios.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos