Y es que no todo va a ser juego y ejercicio, nuestras mascotas también adoran la comida. Y qué mejor para ellos que unas recetas caseras hechas a medida a sus necesidades! Por supuesto, en nuestras recetas mascoteras no encontraremos azúcares ni otros ingredientes que puedan resultar dañinos para ellos. Por ejemplo, en este caso os presentamos unos deliciosos brownies especialmente pensados para los perros, es decir, ¡sin nada de chocolate! Ya sabéis que el chocolate es muy tóxico para los canes, en este enlace podéis ver una tabla de lo tóxico que puede llegar a ser para nuestra mascota.

Pero tranquilos que estos brownies caninos seguro que les hará la boca agua además de resultarles saludables por su contenido en fibra.

¿Preparados, &Mascot-cocineros&? ¡Pues allá vamos!

Brownies caninos

¿Qué necesitamos?

  • Un bol mediano para la mezcla
  • Una cuchara de madera para remover
  • Un molde para tartas (o bandeja alta para bizcochos o similar)

Ingredientes

Para el brownie:

  • Miel: dos cucharadas
  • Aceite vegetal: 1/2 taza
  • Harina integral: 1 taza
  • Harina de algarroba: 50 gramos
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 yogurt desnatado
  • 1 cucharadita de levadura

Para la cobertura:

  • Queso cremoso ligero (mantener fuera de la nevera para que sepa más)

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 180 grados
  • Mezclamos todos los ingredientes en el bol hasta que quede una masa homogénea
  • Engrasamos ligeramente el molde y colocamos la mezcla en él.
  • Lo introducimos en el horno una vez caliente y lo horneamos entre 30 y 35 minutos. Nos daremos cuenta de que está hecho cuando se separa fácilmente del molde.
  • Lo sacamos y lo dejamos enfriar un rato. Una vez fríos, los cortamos en cuadraditos y untamos el queso en crema por encima. También podéis poner unas algarrobas o un poquito de vainilla por encima para que quede más llamativo.

¡Y listo! Nuestro perro podrá degustar unos riquísimos brownies caseros que no le harán ningún daño y le supondrán un delicioso aperitivo o recompensa. Además, los brownies que sobren (sin tener el queso por encima) podemos guardarlos en un recipiente hermético y nos aguantarán varios días.

Ya nos contaréis si tuvieron éxito, ante todo ¡Bon appettit! :)



  Sobre el autor

Carol Rincón

Periodista, diseñadora gráfica y gatuna hasta la médula, entre otros vicios.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos