Continuamos con la serie de artículos dedicados a la Campaña "Vacunar es Prevenir". Hoy "le toca" a una de las mascotas preferidas de los hogares españoles: el independiente, elegante y precioso… gato. No nos cansamos de decirlo: la mejor medicina es la Prevención, así que, veamos las principales pautas a seguir en cuanto a la vacunación de nuestro pequeño felino.

Para empezar…

Como bien sabes, todos los seres vivos, por el simple hecho de "vivir" en un entorno determinado estamos expuestos a una serie de virus y bacterias que pueden afectar a la buena salud de nuestro organismo. Pero ¿cuándo empieza realmente el riesgo? Excepto en casos muy puntuales, los veterinarios afirman que los gatitos son inmunes a las enfermedades mientras estén mamando de la leche de su madre. El motivo de esta protección materna lo encontramos en el calostro de la leche, una sustancia que, además de aportarles proteínas y vitaminas, está llenita de anticuerpos de las enfermedades más importantes. Algo importante: nunca se debe vacunar a un cachorro de gato que aún esté mamando, la vacuna puede afectar gravemente a su salud. Cuando el gatito haya finalizado el proceso de destete, será nuestra responsabilidad llevarlo al veterinario. Él o ella examinará a la mascota y nos propondrá el cuadro de vacunaciones más adecuado para proteger su salud.

Principales enfermedades de los gatos

261ac460cdcf9d064a3fc060fbcf4d04

Hay varias enfermedades que pueden afectar a nuestro gato y para las que, afortunadamente, existen vacunas eficaces. Algunas de estas enfermedades pueden considerarse como leves, tienen síntomas sencillos y son fáciles de controlar y tratar. Pero otras enfermedades pueden ser muy graves, afectar a algún órgano vital de nuestro felino de forma crónica y, en el peor de los casos, producir su muerte. Veamos un resumende las principales enfermedades que pueden afectar a nuestra mascota:

Rabia

Pues sí. Como los perros, los hurones o las personas, los gatos también pueden verse afectados por la terrible enfermedad de la rabia. Los síntomas son muy parecidos a los que veíamos en el artículo sobre los perros: cambios bruscos de carácter, inflamación de la zona de la mandíbula y la garganta que impide el paso de agua o alimentos, cambios en su voz, parálisis, muerte… La rabia es una enfermedad mortal y, además, se trasmite fácilmente desde el animal infectado a otras mascotas, a los miembros humanos de la familia… Es importantísimo vacunar a nuestro gato contra la rabia ya que, como sabes, se han detectado casos documentados de rabia tanto en nuestro país como en los países vecinos.

Leucemia Felina

Como en el caso de las personas, la leucemia es un cáncer que, en este caso, se ceba en los leucocitos de nuestra mascota. Esta terrible enfermedad está producida por uno de los retrovirus que más afecta a los gatos, el llamado "VLFe" o "Virus de la Leucemia Felina". Este virus se identificó por primera vez en los años 60 del siglo pasado. Desde entonces y hasta ahora, ha afectado y matado a miles de gatos tanto domésticos como salvajes. El VLFe se trasmite de muchas y variadas formas: por contacto con saliva, lágrimas, sangre… Es así, muy contagioso ya que nuestra mascota puede infectarse por algo tan simple como beber del mismo cuenco donde ha tomado agua un animal afectado. El virus puede afectar a gatos de cualquier edad, sexo, estilo de vida… pero hay estudios que demuestran que la población con mayor riesgo son los animales de muy corta edad, de edad elevada o que han pasado por alguna enfermedad. Gatos, en definitiva, que tienen las defensas muy bajas. Los síntomas de esta enfermedad no siempre son claros, algunos de los principales serían: fiebre, dolor de estómago, diarrea, vómitos, problemas en la piel…

Gripe Felina:

La gripe felina es el nombre que habitualmente le dan los especialistas a una enfermedad producida por dos virus: el FCVB o Calicivirus Felino y el FHV-1 o Virus de Herpes Felino. Esta enfermedad infecciosa ataca al sistema respiratorio de nuestro gato, en particular las mucosas de la boca, la faringe, la laringe… y los pulmones. Es una afección bastante común entre la población felina ya que es muy contagiosa. Afortunadamente, no suele producir la muerte del animal excepto si este es muy joven, muy mayor o, por algún motivo, tiene sus defensas naturales demasiado bajas. Los síntomasde la gripe felina son bastante evidentes: ojos inflamados y purulentos, estornudos, excesivo moqueo (que puede ser de tono verdoso), fiebre, pérdida de energía y apetito, dolor en las articulaciones…

73bea516c72c08f83bd53809740473d3

Panleucopenia Felina

La Panleucopenia Felina está causada por el conocido parvovirus. Es una enfermedad muy contagiosa que en el pasado sesgó la vida de miles de gatos. Afortunadamente, ahora se le considera como una enfermedad "común" con un tratamiento y unas medidas de prevención altamente eficaces (si se aplican, claro). En pocas palabras podríamos decir que el parvovirus destruye los glóbulos blancos del animal, es decir: le deja sin defensas. El organismo del gato queda así expuesto a la entrada de múltiples enfermedades y afecciones. Pérdida de apetito, vómitos, diarrea, fiebre alta, debilidad, moqueo constante, cambios de carácter…. Son algunos de los síntomasque pueden alertarnos de la presencia de este peligroso virus en el cuerpecillo de nuestro peludo.

Cuadro de vacunación recomendado

Como hemos comentado en otras ocasiones, la vacunación no garantiza totalmente que nuestra mascota no va a sufrir enfermedades pero, hasta que se descubra otra cosa, es nuestra mejor arma para prevenir.

Será tu veterinario el que dibuje el cuadro más adecuado de vacunas para tu gatito, pero este cuadro genéricopuede servirte de orientación:

ENFERMEDAD
VACUNACIÓN
Triple vírica felina: Panleucopenia, Rinotraqueitis y Calicivirus Leucemia felina Primera vacunación entre las 4 y las 12 semanas.
Rabia
Primera vacunación: 6 meses.
Panleucopenia felina Calivirus Rinotraqueitis.
Revacunación a los 6 meses
Rabia Leucemia Triple vírica felina Revacunación anual.


  Sobre el autor

Marta Barrero

“Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena” es una de las máximas de Marta Barrero, nuestra redactora especializada en formación, comunicación y publicidad.

  Anuncio

Sentido Animal

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos