Si eres seguidor o seguidora de Mascotea sabrás más que  de sobra que en nuestra red social aceptamos todo tipo de mascotas y cuidadores responsables. Los perros, los gatos, los peces y los pájaros  suelen ser los animales de compañía preferidos por los mascoteros,  pero no podemos olvidar a esos miles de personas que deciden, por una u otra  razón, incorporar en su vida otro tipo de animalitos. Desde cerdos vietnamitas a serpientes pitón, pasando por tortugas  de tierra, delfines o, también, tarántulas. Y precisamente  de ese animal vamos a hablar hoy contigo, de la tarántula, un pequeñajo  peludo que se ha incorporado no hace demasiado a la ya amplia lista de mascotas  exóticas

El carnet de identidad.

Las tarántulas pertenecen a la familia de los Licósidos,  una gran familia de la que forman parte diversos géneros como, por ejemplo,   Lycosa, Brachypelma, Grammostola  o Latrodectus.
Algunos de estos arácnidos son peligrosos, recuerda que, por ejemplo,  uno de los miembros más famosos del Latrodectus es la conocida   Viuda Negra… Hoy en día se comercializan como mascotas  exóticas distintas especies de tarántulas, pero los profesionales  suelen poner mucho cuidado en no vender ninguna que entrañe graves riesgos  para la salud de su cuidador. Así que, ya sabes, si decides incorporar  una tarántula a tu vida, no se la compres a cualquiera o la caces por  tu cuenta, así evitarás riesgos innecesarios. 

Tarántula nen posición de ataque
Tarántula nen posición de ataque

¿Macho o hembra?

El carácter de las tarántulas no varía sustancialmente  en función de su sexo. Cierto es que si la tarántula hembra  está cuidando de sus huevos estará con las patitas más  alerta, pero si un macho está cargado de esperma y necesita  una novia para depositarlo, tampoco estará de demasiado buen humor. Quizás  la única ventaja de adquirir una hembra sea su longevidad, las  "chicas" tarántula en cautividad suelen vivir entre 6 y  14 años, mientras que una tarántula macho tiene una expectativa  de vida de solo 5 o 6 años.

No es tan fiera la tarántula como la pintan…

A las tarántulas les ha hecho muchísimo daño el cine norteamericano  ;) Bromas aparte, si decidimos adoptar una tarántula, tenemos que saber  que su picadura no hace más daño (ni menos) que una picadura  de avispa o de abeja. Pero no te puedes descuidar. Las especies de tarántula  que se suelen comercializar como mascotas exóticas tienen unos pelitos  en su cuerpo que lanzan a diestro y siniestro cuando se sienten amenazadas o  cuando creen que alguien está interfiriendo en su espacio vital. La picadura  de estos pequeños pedúnculos es lo que realmente produce el dolor,  la hinchazón y, si tenemos la mala fortuna de que nos acierte en un ojo,  la posible infección de la herida.

No es muy cariñosa

Si deseas disfrutar de un animal de compañía al que le  encante que le achuches y le acaricies… olvídate de las tarántulas. Estos animales son profundamente solitarios y, según los expertos,  son incapaces de sentir amor ni por sus congéneres ni por sus cuidadores humanos. Quizá puedas acariciar a tu tarántula sin  que te lance uno de sus darditos, pero seguramente será porque tu sudor le trasmite el mensaje de que no eres comestible. Suena triste, pero  así son estos bichitos.

Mejor en soledad

Cuando viven libres en la naturaleza, las tarántulas no forman comunidades o viven en familia. Solo se juntan cuando desean reproducirse  y eso, además, entraña riesgos: si a la tarántula hembra no le gusta el macho, no dudará en hacerle papilla y comérselo sin compasión. ¿Por qué es interesante este dato para ti?  Para que no se te ocurra comprar la parejita ;) Ah, y no te sientas culpable  pensando que el animalito se va a sentir solo, tu tarántula será  feliz como una perdiz si no tiene un compañero o compañera rondando  por su hogar o zampándose su saltamontes favorito. 

¿Por qué tener una tarántula?

Difícil pregunta. Estas mascotas no devuelven el amor que les  da su cuidador. Tampoco se pueden adiestrar, no hacen "monerías"  y pueden pasar horas y hasta días metidas en un rincón. Entonces  ¿por qué adoptar una tarántula como mascota? La respuesta nos la dio el gran Billy Wilder en la última escena de "Con  faldas y a lo loco": "Bueno, nadie es perfecto"  ;)
 

 



  Sobre el autor

Marta Barrero

“Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena” es una de las máximas de Marta Barrero, nuestra redactora especializada en formación, comunicación y publicidad.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos