Lola - adiestrando perros en adopción

Lola es una preciosa perra de unos 8 meses de aspecto casi como un Malinois, con sus vivaces ojos y su energía, pero de talla pequeña-mediana.

En su edad más temprana no ha tenido trato con las personas y aunque tolera su presencia, no acepta bien las caricias o el contacto físico, y se muestra desconfiada.

EdadSexoMotivo de ingresoTiempo en protectora
Noviembre 2013HembraNacida en perreraVarios meses
AnsiedadAgresividadAtenciónDominancia
Muy altaMediaMedia - altaBaja
InseguridadSocialización personasSocialización perrosNecesidad de ejercicio
AltaBajaMedia - bajaAlta - muy alta


1157-large-lola.jpg

19 - junio - 2014

Lola se acerca dentro de su chenil pero no termina de aceptar bien el contacto directo ni las caricias. Muy desconfiada al tacto pero tolerante con la presencia, la saco para poder trabajar con ella. Cuando llego a la parte de atrás se muestra desconfiada y finalmente tengo que cogerla para que pase la puerta, pues es una zona que no conoce.

Una vez dentro la dejo sin correa y la atraigo hacia mí con la comida. No permite trabajar de momento ningún comportamiento de obediencia, por lo que aprovecho para ir cargando el clicker y haciendo que sea ella la que se acerque a mí, que estoy sentada, y para coger la comida tenga que pasar por debajo de mis piernas, subirse a dos patas y tocarme, el cuerpo o la cabeza. Muy poco a poco, pero los resultados son sensacionales. Al final de la última sesión se muestra mucho más relajada. Sin embargo los perros de la parcela de al lado comienzan a ladrar y Lola sale despavorida.  

1158-large-lola-1.jpg

 

03 - julio - 2014

Hoy la llevo a casa para trabajar con ella intensamente durante un período más largo. Lola se muestra aterrorizada por el contacto con Neska y sobretodo con Noa, a pesar de que ambas emiten continuamente señales de calma hacia ella. Tampoco el contacto con otros perros la relaja, más bien todo lo contrario, y responde con muchísimo estrés, ladridos y tirones alocados de correa ante actitudes de juego  de otros perros, antes siquiera de acercarse a conocerlos, cosa que no hace en ningún caso.

Con todo el tiempo del mundo la permito que investigue la casa y escoja el lugar que más la conviene, donde la pongo la que durante este tiempo será su manta.

Pasa buena noche, sin ladridos y en un lugar cerca de nosotros y las perras, según su propia elección.

1166-large-lolita-durmiendo-placidamente

04 y 05 - julio - 2014

Amanece con el mismo nerviosismo aunque bastante más confiada y curiosa que ayer. Claramente toma a Neska de referencia y comienza a olerla tanto a ella como a Noa, siguiéndolas de cerca en el paseo y continuamente atenta a cualquier movimiento o ruido de la calle. 

Se nota una clara evolución por su afinidad con Neska, a la que sigue allá donde va, incluidas sus carreras a lo largo y ancho del campo, durante algo más de una hora con una intensidad media - alta. Es una perra que necesita mucho ejercicio.

Toda su ansiedad por el cambio y ansiedad por la comida la canaliza a través de la boca, con mucha facilidad, por lo que tiene a su disposición permanentemente un hueso para perros que morder.

No aguanta para hacerse sus necesidades y no tiene establecida una rutina para ellos, por lo que es algo que iré trabajando en adelante.

Trabajo con ella con la comida para que si siente, y Lola lo entiende rápido, aunque al principio busca otros caminos para conseguir la comida. Máxima atención con la comida. 

1167-large-lola-en-compania-de-neska-y-n

06 - julio - 2014

Ya comienza a respetar los platos de Neska y Noa y se sienta con rapidez a la orden gestual. Pruebo también el tumbado un par de veces con buen resultado. De momento con luring.

Va asumiendo bien los momentos de desfogue y ejercicio con la tranquilidad que debe tener en casa, y comienza a jugar con Neska, y alguna pincelada se deja ver con Noa, a la que realmente tiene miedo, posiblemente por su aspecto y algún problema anterior con un perro similar a ella.

Neska es completamente su maestra y aprende muchísimo de ella en cada cosa que hace.

Tolera bastante mejor las caricias aunque con bastante nerviosismo aún. 

1168-large-lola-en-la-caseta-exterior.jp

 

07 a 09 - julio - 2014

Lola se va poniendo en forma con las salidas de hora y media que hacemos por el campo, donde no para de correr detrás de Neska. Está totalmente integrada y se pasa casi todos los ratos "libres" jugando con Neska o Noa, indistintamente. A veces intenta jugar conmigo, siempre que estén jugando también sus dos compañeras peludas, aunque no termina de arrancar. 

Por aquí se encuentra con perros y no lo lleva demasiado bien, con mucho estrés y ladridos continuos, aunque a veces tolera que se vayan acercando.

Sigue haciendo sus necesidades en casa por la mañana, pero intenta aguantar el resto del día hasta alguna de las 4 salidas que hacemos para que se desahoguen, lo cual es una excelente noticia.

El día 8 comencé a trabajar con ella más en serio la obediencia básica. El sentado y el tumbado gestual lo tiene, y estoy comenzando la llamada. Mantiene la atención durante más de diez minutos sin interrupción,

También es una excelente noticia que empieza a dejarse tocar con mayor frecuencia, si bien poner y quitar el arnés siempre cuesta...

 

1190-large-lola-jugando-con-la-cuerda.jp

 

10 a 13 - julio - 2014

Esta pequeña va mejorando muchísimo, y también va dando pasos grandes en su relación con las personas. Aún continúa teniendo bastante miedo principalmente a los gestos rápidos o bruscos que hacen las personas, y no la gusta que la acaricien, pero poco a poco se va dejando tocar e incluso ya juega con nosotros de vez en cuando, con cierta distancia de nuestro cuerpo pero mordiéndonos las manos con el brazo extendido.

Estos días ha estado en El Retiro de Madrid interactuando con otros perros. No se ha relajado ni un solo momento, ha estado con mucha tensión, aunque ha estado jugando con un cachorrito de York Shire Terrier. Todos los demás perros, eran "peligrosos" para ella. 

Ha probado los trayectos más largos en coche sin ningún problema y se ha dado un par de chapuzones en el embalse de San Juan, con cursillo de natación incluido. 

Lola está engordando y sacando bastante músculo con todo el ejercicio que hace, y además aguanta a hacer sus necesidades en la calle, avisando cuando no puede aguantar más. ¡Es una excelente aprendiz!


1191-large-lola-con-neska-y-noa.jpg

 

1192-large-lola-en-el-coche.jpg

 

14 al 16 - julio - 2014

Con el calor que está haciendo estos días, hemos retrasado la salida de la tarde y eso ha descuadrado en los horarios de Lola, que no se aguanta para hacer sus necesidades fuera (las hace dentro, a la misma hora en la que salíamos días atrás).

El juego con Neska y Noa es continuo, y continuamente busca su protección (que la tiene sin dudar) ante cualquier situación que considera de peligro. Sin embargo, Lola comienza a "emanciparse" de sus dos compañeras de juego y por el campo, a pesar de mantener el ritmo de ejercicio muy elevado de Neska, investiga por su cuenta en otros lugares, alejándose de ellas y volviendo más tarde. Comienza a sentirse a gusto y confiada. 

Regresa a la llamada aunque normalmente bajo confirmación de que Neska esté cerca, y los ejercicios de sentado y tumbado los realiza gestualmente sin ninguna duda.

Come masticando la comida, algo que ha costado bastante en los primeros días, hasta que ha comprobado que nadie la iba a quitar su comida, ni siquiera mis perras, aunque estuvieran cerca. Aún con un ojo en los alrededores, Lola está bastante más tranquila con esto.  Esparcir la comida pero dentro de un área mediano y limitado, ha ayudado mucho.

De nuevo avances en el juego y en su relación con la gente. Ha conocido a adultos, jóvenes y ancianos,  y se ha dejado acariciar por personas nuevas, lo cual es fantástico.  Estos últimos días he estado trabajando sobretodo las caricias y el contacto con las manos, las piernas... Aún queda mucho por hacer, pero Lola es lista y poco a poco comprende que no hay peligro.

1221-large-neska-y-noa-jugando-con-lola.

 

17 - julio - 2014

Hoy es un momento un poco duro: Lola tiene que volver a la protectora unos días, antes de volver a tenerla una semana con nosotros.

Permite que la cojamos en brazos y se muestra tensa pero colaborativa. Entra de un salto en el coche, algo que ha aprendido a hacer sin problema, gracias a sus dos maestras, y permanece tranquila aunque siempre con su hueso para poder canalizar su ansiedad a través de la boca con algo especial para ella.

A la llegada a la protectora la bajo con movimientos suaves. Permanece quieta y espectante, mientras un grupo de voluntarios la acaricia e interactúa con ella. No hay prácticamente reacción. Me permite quitarla el arnés y la llevan a su chenil.

Lamentablemente, no tengo tiempo para quedarme a ver su reacción dentro de la protectora.

23 - julio - 2014

Volvemos a recoger a Lola del Campito. No me rehuye; tampoco se acerca con entusiasmo. Me huele  casi como si no me reconociera.

Según repetimos las escenas (sacarla del Campito, meterla en el coche, bajarla de nuevo y sacarla en los lugares que ya conoce) da la impresión que recuerda, únicamente porque se muestra mucho más tranquila que la primera vez, aunque aún bastante insegura.

El reencuentro con Neska y Noa parece tenso al principio, aunque enseguida retoma su amistad. Las tres corretean como de costumbre por el campo y Lola parece que no se ha marchado nunca.

Sorprendentemente tranquila, espera pacientemente a hacer sus necesidades fuera y a que la ponga la comida. Es como si hubiera tenido un tiempo de reflexión y hubiera vuelto con muchas más ganas de hacer las cosas como se la piden.

24 y 25 - julio - 2014

Al día siguiente de llegar, tenemos una gran sorpresa para Lola: nos vamos a la sierra. Nuevos olores, nuevos paisajes, nuevos sonidos... y a ella parece que la encanta. Siempre detrás de Neska y Noa, disfruta saltando de acá para allá y no se lo piensa dos veces cuando se trata de meterse al agua del lago. Al principio chapotea bastante, pero con cada entrada en el agua va nadando mejor. 

Comienzo a enseñarla que debe ser paciente con la comida (mantenerse en clama y esperar a poder comer) y continuamos con los juegos. Tira mucho de boca algo descontrolada y se retrae enseguida. 

Por primera vez, vemos que mueve el rabito cuando nos ve por la mañana. Se acerca a nosotros a olernos de vez en cuando y las distancias se acortan mientras que las permanencias a nuestro lado se alargan. ¡Viento en popa!

1233-large-lola-dejandose-tocar.jpg

1235-large-lola-disfrutando-de-la-sierra

26 al 29 - julio - 2014

Hoy tenemos visita y Lola se muestra muy abierta y curiosa. Se acerca, les huele (siempre con una salida segura) y al final del primer día se deja acariciar por ellos. En uno de los lagos a los que vamos, la gete la da comida (algo no muy recomendable pero que en el caso de Lola nos viene muy bien) y ella se acerca confiada a la gente, y trata algo nerviosa con varios perros que también se bañan y juegan por allí sueltos.  

Su forma de nadar mejora muchísimo y no para quieta un minuto. 

Pises y cacas muy bien encaminados incluso dentro de la parcela, donde los aguanta hasta salir a la parte exterior. Aprende súmamente rápido ahora que está más confiada.

1236-large-lola-nadando-en-el-pantano.jp

1237-large-perras-banandose-y-nadando.jp




  •       
  •       

  Anuncio

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio