No abandones

 

Perros y gatos, pero también caballos, tortugas, peces, pájaros, hurones… cada año se abandonan en el mundo cientos de miles de mascotas, sobre todo después de la Navidad y sus dichosos regalos vivientes. Las personas de bien preocupadas por el bienestar de estos seres vivos no paramos de buscar posibles soluciones para evitar esta lacra social que, como decía Gandhi, lo dice todo sobre la grandeza de una nación y, nosotros añadimos, nuestra grandeza como animales racionales. ¿Cómo evitar estos miles de abandonos que terminan en muerte, hambre y sufrimiento de seres vivos que sienten y padecen como nosotros?
 
 Una de las respuestas que más está calando entre los amantes de los animales es el adiestramiento. Educar, adiestrar a nuestro animal de compañía es fundamental para garantizar una convivencia perfecta, para convertir a este ser vivo en un miembro más de nuestra familia y al que no abandonaríamos a su suerte por nada del mundo. Por otra parte - y muy importante - adiestrar se está convirtiendo en el arma secreta perfecta de muchas Protectoras y voluntarios que se ocupan y preocupan de que cada mascota abandonada encuentre un hogar feliz.
 
 Para saber más sobre el tema del adiestramiento y la educación para evitar el abandono de mascotas hemos hablado con una de las entrenadoras de animales más conocidas en el sector, Miriam Sainz. Miriam abrió ya hace tiempo una academia de adiestramiento canino llamada "Siente a tu perro", una empresa que se ocupa de educar tanto a los peludos, como a sus cuidadores humanos y que, además, colabora de forma totalmente altruista con distintas Protectoras y Asociaciones que trabajan en pro de los derechos de los animales.
 
 Miriam se autodefine como una eterna aprendiz de las interacciones con los animales pero, por experiencia, es una excelente maestra que nos puede hacer ver el complejo mundo de la educación canina desde un punto de vista diferente. Veamos sus respuestas.

Miriam Sainz con sus compañeras caninas
Miriam Sainz con sus compañeras caninas

 

Miriam, para empezar y desde tu punto de vista profesional ¿cómo ves el tema del adiestramiento en España? ¿Crees que la sociedad está concienciada de la importancia de adiestrar?

Creo que cada vez más la gente se va concienciando con la necesidad de adiestrar a sus perros para tener una buena convivencia, que es al fin y al cabo lo que buscamos la primera vez que pensamos en compartir nuestra vida con uno de ellos. ¿Cuál es el problema que yo veo de fondo? Que en la mayoría de las ocasiones entendemos mal el entrenamiento y lo basamos en "estar por encima del perro", en ser sus líderes en vez de intentar conseguir comunicarnos con ellos para entenderlos y, muy importante también, para que nos entiendan.
 

¿Qué es lo más sencillo y lo más complicado del trabajo de adiestrar?

El adiestramiento en sí es posiblemente la parte más sencilla del entrenamiento. Enseñar a un perro a sentarse o tumbarse o, incluso, a que vaya caminando a la pata coja o agachado a tu lado, no deja de ser un juego en el que la constancia y la dedicación tienen un papel fundamental.
 
 Para mí, la parte más difícil del adiestramiento es conseguir un cambio real en las personas, en los cuidadores del perro; un cambio profundo que consiga que en vez de estar frustrados porque el perro no aprenda tal o cual cosa, disfruten del día a día con su perro, de esos pequeños o grandes logros que van consiguiendo con el adiestramiento en positivo.
 Cuando la gente contacta contigo, la mayoría de las veces han conseguido una relación insana con su peludo, un ser vivo al que adoran pero con el que está resultando casi imposible comunicarse y comprenderse. Esta falta de comunicación o entendimiento genera una frustración y un sentimiento de incapacidad que a veces cuesta mucho dar la vuelta.

Si tuvieras que definir con una sola palabra cómo es "Siente a tu perro" ¿qué dirías? ¿Por qué eres diferente de otros adiestradores que podemos encontrar en España?

Me sería imposible describir "Siente a tu perro" con una sola palabra... para intentar responder correctamente, usaré la palabra ilusión.
 No me veo diferente a otros muchos adiestradores. Creo que formo parte de una tendencia diferente a la "vieja escuela" que poco a poco va cogiendo más fuerza en España. Y dentro de este ámbito, es el trabajo en equipo lo que marca las diferencias principales.
 Yo estoy orgullosa de pertenecer a un colectivo que se ayuda y que comparte una mentalidad distinta, siempre enfocado en el bienestar animal, siempre abierto a nuevos retos y conocimientos, a nuevas investigaciones que probar mediante la práctica, al apoyo continuo entre compañeros con los que sabemos que la ética y el respeto en nuestro trabajo, entre nosotros pero principalmente hacia los animales que tratamos, es una línea infranqueable por la que merece la pena continuar en esto.

 

En tu página web veo que ofreces asesoramiento para cachorros y para perros recién adoptados, ¿en qué consiste exactamente ese asesoramiento? Y, lo más importante ¿por qué crees que es importante ese asesoramiento cuando un perro se incorpora por primera vez a una familia humana?

Me parece realmente importante sentar las bases de una buena convivencia al principio de una historia que está empezando. Por eso los cachorros, que empiezan su andadura en una nueva familia y los perros adoptados a los que se les está dando una nueva oportunidad de escribir las páginas del resto de su vida, son especialmente sensibles a los cambios y merecen una atención especial.
 En el asesoramiento para perros recién adoptados ofrecemos pautas de comportamiento, nociones sobre el lenguaje de los perros, bases para gestionar los conflictos y forma de encararlos, ejemplos prácticos de socialización y por supuesto, la base de un entrenamiento fundamentado en reforzar lo que queremos que ocurra, en vez de perseguir lo que no queremos. Parece complicado, pero no lo es, solo hacen falta dos cosas: ilusión y ganas de establecer unas buenas bases de convivencia con nuestro peludo desde el primer día.
 
 

Entonces, por lo que dices… ¿Crees que el adiestramiento podría evitar alguno de esos miles de abandonos de mascotas que llegaron a los hogares como regalos de Navidad?

Por supuesto.
 El trabajo de voluntariado en diferentes protectoras, ahora en CICAM (Majadahonda), no hace más que mostrarnos casos en los que un buen adiestramiento podría haber evitado la dramática situación de dejar a un perro en la Protectora, abandonarlo o directamente terminar con su vida. Según la circunstancia, les ofrecemos la posibilidad de reconducir la situación antes de tomar la decisión de deshacerse de un miembro de su familia.
 
 
 Adiestrar, una de las claves para evitar esos abandonos de mascotas que nos rompen el corazón un año sí… y otro también.

¿Y tú? ¿Qué opinas?



  Sobre el autor

Marta Barrero

“Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena” es una de las máximas de Marta Barrero, nuestra redactora especializada en formación, comunicación y publicidad.

  Anuncio

Adiestramiento de perros en Madrid

  Anuncio

  ¡Síguenos!

  Anuncio

  Anuncio

Asociación sin ánimo de lucro para el rescate y protección de galgos